El ahorro de agua no suele ser parte de un plan estratégico en una empresa, por lo regular solo se considera cuando en la zona donde está el negocio tiene desabasto. Pero, si el agua no es una preocupación difícilmente se pensará en generar ideas para cuidar el agua.

Los científicos ambientales esperan que la escasez mundial de agua dulce sea una de las preocupaciones ambientales más apremiantes en los próximos 50 años, ya que la población mundial se acerca a los 10 mil millones. Por lo mismo, en muchos países el costo del agua comenzó a subir mucho.

Todas las empresas utilizan el agua de diferentes maneras, por supuesto, y algunas mucho más que otras. Pero al saber cuánta agua usas y qué la usas, puede significar un ahorro en tu gasto promedio.

Aquí te damos algunas buenas ideas que puedes empezar a implementar.

Baja el flujo de agua. Asegúrate que los grifos de tus instalaciones cuenten con limitadores de flujo de agua. Cuando están bien configurados y no salen a presión pueden ahorrarte hasta 4 litros por minuto. Los inodoros por ejemplo usan entre 6 16 litros de agua por descarga, cuidando el limitador de flujo deberían usar solo 2 litros de agua por descarga. Las válvulas de rociado también pueden configurarse para gastar menos.

Audita el agua. Si tu empres es grande y por lo mismo gasta mucha agua, podrías pensar en buscar ayuda de expertos que puedan ayudarte a reducir el gasto promedio de agua. En las auditorias se examina la cantidad de agua que se gasta en una empresa y de forma detallada se decide cómo dejar de usarla. Pueden detectar fugas y proponer iniciativas valiosas de ahorro de agua.

Compra equipos de uso eficiente del agua. Los diversos tipos de equipos utilizados por las empresas consumen mucha agua, pero están disponibles en modelos de uso eficiente del agua o tienen alternativas que requieren menos uso. Pueden tener costos más altos, pero a la larga seguro ahorrarás muchos en las cuentas.